www.festejospopulares.net
--
--
--



WWW.FESTEJOSPOPULARES.NET

 



--
--
FORO

--
--
--

 

PRINCIPAL

NOTICIAS

CONCURSOS DE
RECORTADORES

CRÓNICAS

CALENDARIO

PRÓXIMOS
FESTEJOS

ARTÍCULOS

REPORTAJES

ENLACES

ESTADÍSTICAS

 

 


Feria de Festejos Populares del Pilar 2005

En los tiempos que corren, es raro ver un festejo en los que no se de un pase con una chaquetilla a una vaca o toro. Sin ir más lejos la pasada Feria del Pilar, en las sueltas de vaquillas, las reses sufrieron en sus propias carnes el quebranto de los ventajistas pases con la prenda. Complicado de atajar ésta tendencia, que por desgracia, hay muchas posibilidades de que siga yendo a más. Es simple de entender, en una tierra como la aragonesa, con el carácter propio del aragonés, que tiende a creer que lo suyo propio no vale, y que en otras tierras está la “panacea”, se ha imitado durante las últimas temporadas, lo que en los vídeos producidos en la Comunidad Valenciana se muestra de aquellas tierras. Ello lleva a que los festejos pierdan su identidad.

Seguramente en la próxima Feria del Pilar, que tenemos a la vuelta de la esquina, volveremos a ver cómo vacas muy bravas son pasadas de chaqueta dejándose los riñones y quebrantándolas. Eso privará de ver buenas acciones de la res. Porque con la chaqueta no luce el animal. Si las capeas del Pilar están llenas de chaquetas, lo que se conseguirá es que cada vez se busque echar sólo vacas inteligentes que se sepan salir de la quema. Las bravas habrán de quedarse en casa, una pena. 

Es positivo que en cada región los festejos tengan diferencias y se distingan por su propia idiosincrasia. No sería nada bueno que buscando imitar, todos los festejos de la geografía nacional intentaran parecerse a los de una comunidad, sea cual sea ésta. Se corre el riesgo de perder toda una cultura de los festejos populares taurinos

El tema de las chaquetillas viene a la mente al querer recordar al mejor director de lidia que ha pisado el albero de La Misericordia. No podía ser otro que un natural de Cariñena de nombre Jesús.

Jesús Arruga ejerció de director de lidia en las sueltas de vaquillas de Zaragoza durante varias temporadas. Su labor fue simplemente magistral, que viene de maestro, lo que realmente era Jesús a la hora de hacer quites a quienes eran cogidos. Su capacidad de anticipación a las reacciones de los animales era digna de elogio. Un gran conocedor de las capeas y de las vacas corridas.

Lo habitual es que el director de lidia esté siempre acompañado por su capote, pero no en el caso de Jesús. Rara vez lo utilizaba. Él se bastaba de su chaquetilla. Y he aquí la diferencia del uso de la prenda. Él la usaba portándola sólo con una mano y recogida, simplemente para llamar la atención de la vaca. Perfectamente dejaba el engaño en la cara de la vaca para llevársela, antes y después sus piernas y conocimientos hacían el resto. Y nada de abandonar la chaquetilla, siempre la llevaba consigo hasta cuando tenía que tomar el olivo. Llegaba pronto a la cogida, con la dificultad añadida que supone controlar un ruedo de grandes dimensiones atestado de personas. Él sólo se bastaba. Muy recomendable es visionar los vídeos de las temporadas en las que Arruga estaba de director de lidia en La Misericordia.

Se puede jugar al juego de los errores de los pasatiempos, con las diferencias que hay entre cómo usaba su chaquetilla Jesús Arruga y cómo se usa ahora. Seguramente aparecerán muchos “errores”, porque eso son, errores.

No va a descubrir éste artículo a Jesús Arruga, quien fue todo como recortador acompañado de José Ángel Ortega “Tacheli”. Pareja dominadora durante muchos años. Después Jesús compaginó el ser subalterno con los concursos varias temporadas, hasta que en 1999 decidió poner fin a su carrera como recortador, para dedicarse en exclusiva a vestir las luces de plata. Cambió el “mundo de locos” de los recortadores por uno profesional (mejor ahorrar calificativos). Decisión perfectamente entendible. A partir de ahí seguramente taparía muchas bocas, que creerían que un recortador de esos de las vacas corridas, no podría tener torería ni temple para actuar de plata. Craso error. Fue cuajando un gran subalterno. Las facultades estaba muy claro que no serían un inconveniente. Porque si Jesús les ganaba la cara a vacas corridas, cuartear a un toro virgen después de picado es pan comido.

Pero a Jesús Arruga siempre le quedará su pasado de recortador y siempre llevará, aunque sea en su mente, su chaquetilla. La prueba palpable de ello, es que en caso de cogida en festejo en el que actúe, ¿quién es el primero que llega al quite? Y lo mejor de todo, en bastantes ocasiones se le ve llegar a la cara del toro sin capote. Jesús no lo necesita.

A día de hoy Jesús está en las filas de uno de los matadores punteros, es decir, que más actúa a lo largo de la temporada (sin entrar en valoraciones de si es justo o no el escalafón). Y eso le supondrá un buen dinero al año, un dinero merecido. Ganado con afición y llegando desde la base de la fiesta, los festejos populares.

Jesús Arruga y su chaquetilla pasaron de hacer el quite a “indispuestos” vaquilleros, o anillar a la 609 de Arnillas o a la 88 de Ozcoz, a ser el mejor tercero que hay en el escalafón de banderilleros. Un bonito viaje, de las anillas a la plata.

Víctor Manuel Giménez Remón



    Página publicada en Zaragoza a 1 de Abril de 2006
    Responsable de la página: Víctor Manuel Giménez Remón
    Correo electrónico: festejos@festejospopulares.net