www.festejospopulares.net
--
--
--





 



--
--
FORO

--
--
--

 

PRINCIPAL

NOTICIAS

CONCURSOS DE
RECORTADORES

CRÓNICAS

CALENDARIO

PRÓXIMOS
FESTEJOS

ARTÍCULOS

REPORTAJES

ENLACES

ESTADÍSTICAS

 

 

 
 
 Leyendas del Pilar
 

Domingo 16 de Octubre a las 11  y media de la mañana

YO ESTUVE AHÍ

Cierre de la feria 2011. Un festejo único, y sin que se pareciera a nada hecho nunca antes. Especial en la idea, la composición y el desarrollo. Rendir homenaje a los que lo han sido todo en La Misericordia durante las fiestas del Pilar. Toda la vida organizando aragoneses y cuando vienen los de fuera, entonces se hacen los homenajes. Una ocurrencia que llevaba gestándose más de un año.

Solo cabía en la cabeza caliente de una empresa como Toropasión. También solo ellos estaban capacitados para llevar a cabo un festejo que tenía tintes tan emotivos. Se montó algo precioso y que se fue fraguando durante mucho tiempo, con mucho mimo y cuidado todos y cada uno de los detalles. De primeras se creyó conveniente y que así tenía que ser, que la parte protagonista del festejo, fueran las anillas. Por eso, con tiempo, se eligieron las vacas por los propios participantes en dos pruebas, a fin de que eligieran la res con la que más a gusto se vieran.

De izquierda a derecha y de arriba abajo: Don Jesús Arruga, Don Manuel Cuenca, Don Miguel Morillas, Don Javier Ezquerro, Don José Manuel Díaz "Vargas, Don Gregorio García, Don Antonio Gabari, Don Cecilio Pérez, Don Mariano Ruiz, Don José Ángel Ortega "Tacheli", Don Juan Manuel Linarez "Motoret", Don Javier Castillejo, Don Fran Itarte, Don Carlos Idiazábal y Don Fernando González "El Tano"
Foto: Isabel Sauco

Dos toros de recorte libre por delante, que llevaban el hierro de Cebada Gago de Medina Sidonia (Cádiz), Seis vacas de Hermanos Ozcoz de Fuentes de Ebro (Zaragoza), cinco para anillas y una para roscaderos. Y un toro de Fernando Pereira Palha de Benavente (Portugal), para la exhibición de saltos.

Hierros y divisas de Cebada Gago, Hermanos Ozcoz y Fernando Pereira Palha

Así iba a ser la estructura del espectáculo. En primer lugar, dos toros para recorte libre, a los que se enfrentarían dos tripletas. En segundo lugar, una vaca para roscaderos, ante una cuadrilla. En tercer lugar, cinco parejas de anillas que se medirían a otras tantas vacas, sacando cada pareja a un invitado. Y cerraría el festejo, poniendo el colofón, una exhibición de saltos ante un toro.

Hubo un preámbulo al festejo, que fue la entrega de premios de las mañanas de vaquillas. Como este año había festejo después de la última mañana, quedó mucho mejor que el año pasado la entrega, como ya fue en 2009. Doblete de nuevo para los Hermanos Ozcoz. Mejor ganadería y mejor vaca.

Sergio y Félix Ozcoz recogiendo el premio de la mejor ganadería
Fotos: Pili

Miguel Ángel Pérez y Germán Villar entregando los trofeos, mejor ganadería y mejor vaca
Fotos: Pili

En torno a dos tercios de plaza hubo. Una entrada muy buena para lo que se podía esperar. Tuvo tirón el festejo y la sensación de la plaza con mucha gente, era lo que faltaba para vivir una mañana mágica.

Aspecto de la plaza
Fotos: Pili

La dirección de lidia, como en casi toda la feria, a cargo de Imanol Sánchez, que una vez más estuvo a todo lo que tenía que estar. Además, como la cita lo requería, lució camisa y pantalón vaquero. Indumentaria idónea.

Imanol Sánchez, atento a todo
Foto: Pili

Arrancó el festejo, con una presentación increíble. Una puesta en escena magnífica. Se abrieron las puertas del patio de cuadrillas, con música recreando un circo romano de fondo. Y aparecieron los romanos, toda una legión de romanos ataviados con sus armaduras, sus cascos, sus lanzas y sus escudos.

Impresionante la formación, que hacía meterse de lleno en el festejo. Nos transportamos a la Cesaraugusta de hace dos mil años y la legión romana ocupó el albero de La Misericordia.

Preciosa presentación e impactante
Fotos: Pili

Niñas con túnicas recubrieron la salida de pétalos. E irrumpió en la arena una biga, que es como se denomina al carro romano tirado por dos caballos. La versión reducida de las cuadrigas de la película Ben-Hur. En ella, además de quien llevaba las riendas, aparecían una persona vestida de gladiador y otra de recortador. El simbolismo estaba claro, los actuales recortadores, son los gladiadores de la antigua Roma. Eso quería decir la representación.

La biga con el gladiador y el recortador
Fotos: Pili

Y así saltaron a la arena todos los participantes, flanqueados por la legión romana, y como auténticos gladiadores. Con el pueblo en los tendidos, siendo testigos y admirando las gestas que realizan en la arena, estos personajes de hoy en día, pero con alma de hace siglos.

Saliendo a la arena
Foto: Pili

Una presentación incomparable en un marco incomparable
Foto: Pili

Algunos de los actuantes
Fotos: Pili

Acabada la presentación de todos los actuantes, la representación romana no había acabado. Se puso en formación la legión y con los estandartes por delante, llegaron al centro del ruedo. Ahí, realizaron la defensiva formación de tortuga, creando una barrera infranqueable con sus escudos y lanzas. Mientras tanto la biga, daba la vuelta completa al anillo, con similitud a un despeje de plaza.

La formación de tortuga
Fotos: Pili

No quedaba ahí la labor de representación, puesto que antes de cada actuación, a los participantes los escoltaban un par de legionarios que, le daban un tono épico a lo que ahí iba a suceder.

Los participantes escoltados
Foto: Pili

Tras la presentación con una puesta en escena impensable para un festejo popular, no hace tanto, dio comienzo un festejo que, por su carga emocional en muchos momentos, va a ser imposible de olvidar.

 
 

RECORTE LIBRE

 
 
 
 PRIMER TORO
 
 Nº 130, negro bragado meano
 


Un toro de Cebada Gago para un festejo popular en La Misericordia. ¿Hace falta decir algo más? Un lujo. Y encima, va el toro y sale extraordinario para un festejo así. Un toro muy bravo y noble como él solo. Se prestó para el lucimiento como un colaborador ideal. Arrancó pronto a los cites y tuvo embestidas muy dulces. Si todo le saliera así al hierro de Medina Sidonia, quizá se pegarían por él las figuras, aunque eso, ¿sería bueno o malo?

El toro fue ideal, permitió un montón de suertes y más que hubiera permitido. Muy entregado en sus arrancadas a embestir y con gran tranco en el galope. Muy templado en todo lo que hizo, aunque quizá algo falto de chispa. Aún así, un toro muy bueno por bravo.

 
 
 Nº 1
 
 José María Navarro "Chipu" de Cheste (Valencia)
 


¿"Chipu" es leyenda del recorte libre? No. El de Cheste es leyenda del festejo popular en general. Una carrera forjada en ser un todo terreno. Vale para todo, mejor o peor, pero para todo. Con valor desmedido y con un carisma difícilmente igualable. Lo conoce todo el mundo, por algo será. Son muchos años de trayectoria jugándosela muchas veces cada temporada.

Hizo lo que hizo con su estilo. Recortes en los que anda sobrado, quiebros con giro en los que también está con soltura y un repertorio de suertes variado en los que tiene gran suficiencia Estuvo como ha estado siempre Zaragoza. Una plaza donde ha dejado bastantes momentos para el recuerdo en diferentes disciplinas.

Al acabar la ronda, dejó uno de los momentos más bonitos de la mañana.

Recorte por el izquierdo
Foto: Pili

 

Quiebro con giro
Foto: Pili
 

 
 
 Nº 2
 
 Sergio Delgado de Chinchón (Madrid)
 


¿Sergio Delgado es leyenda del recorte libre? Sí, la más brillante concretamente. Muchísimos años siendo de los mejores y bastantes siendo el mejor. Dos veces ganador en Zaragoza y muchas veces a un nivel altísimo. Seguramente su página más gloriosa, la escribió en su victoria del Pilar de 2007.

Estaba tan a gusto en la cita, que se lió la manta a la cabeza y realizó suertes muy alejadas de su repertorio. Se tiró de rodillas, y como los que son muy buenos, saben hacer todo bien, le salió la suerte muy bien. También pegó un quiebro en los medios de impresión. Qué grande el de Chinchón. Y aún quedaba, casi nada, verlo recortar. Recortó como siempre. Con eso está todo dicho, Sergio Delgado recortando.


Sorprendió de rodillas
Foto: Pili

Arqueo típico del de Chinchón
Foto: Pili
 

 

 

Otro más
Foto: Pili

 

Pedazo de quiebro
Foto: Pili

 
 
 Nº 3
 
 Pedro Imaz de Fuentesauco (Zamora)
 


Solo había actuado en dos ocasiones Pedro Imaz en esta el Pilar. Una en 2005 y otra en 2007, y una más en ese mismo año, pero en San Jorge. Pero en las tres había dejado su impronta en la arena misericorde, con ese estilo para quebrar que le hizo protagonista de muchos concursos.

Quebró muy bien y tocó todos los estilos que siempre ha tenido. El clásico, que lo domina y tanto los que citó de espaldas, que nadie más los ha hecho como él, como el de ir a por el toro, que tanto asombró y tan comprometido ha sido muchas veces, también los hizo de un gran nivel y ejecución.


Con los pies clavados
Foto: Pili

Bien pegado el quiebro
Foto: Pili
 

 

De espaldas
Foto: Pili

 

Yendo a por él y evitándolo con una tijereta
Foto: Pili


Cuando los de las anillas, que aguardaban su turno en el callejón, veían al astado, por dentro se los llevaban los demonios. Un toro tan dulce lo querían aprovechar ellos también. Y ningún inconveniente por parte de los actuantes, encantados de cederles parte del protagonismo. Salieron a este toro Don José Manuel Díaz "Vargas" que le pegó un recorte de una finura exquisita y Don Jesús Arruga, que lo quebró con la torería que siempre le ha caracterizado.

Sergio Delgado pidiendo el reconocimiento al veterano. Don José Manuel Díaz"Vargas" con mucho estilo. Y Don Jesús Arruga quebrando
Fotos: Pili

Al acabar la ronda, José María Navarro "Chipu" quiso hacer un homenaje a un aragonés ilustre dentro del festejo popular. Al gallurano Don Agustín Lavega Pérez, que quizá por este nombre no suene mucho, pero que si se dice "El Gran Sabadeta", ya todo el mundo lo conoce. Lo hizo él solo todo, le dio varias vueltas en un palmo de terreno con la mano en la testuz, lo dobló y lo desgastó. Y antes de que se quisiera enterar el toro, lo tenía agarrado al rabo, e inmediatamente después, se subió a él tras aguantar en los costillares. Desde encima del toro, los brazos señalaron al cielo, el homenaje estaba hecho. Lo bordó "Chipu", le quedó precioso y emotivo. Lo hizo de manera perfecta y sin ningún tipo de ayuda.

Dándole vueltas él solo
Foto: Pili

Lo bordó
Foto: Pili

Se animó Sergio Delgado, antes de pasarlo a los corrales, a darle capa. Y menuda embestida que tuvo, humillando y con templanza. Le dejó dos y la media. A Sergio, se le permite que haga eso y lo que quiera en una plaza de toros.

De capa Sergio Delgado, cerrando con la media
Fotos: Pili

Y en el intervalo entre el primer y el segundo toro. José María Navarro "Chipu" subió a la primera fila del tendido, para entregarle un detalle y un ramo de flores a Doña María Jesús Medrano y Doña María Pilar Lavega, viuda e hija respectivamente de Don Agustín Lavega Pérez "El Gran Sabadeta". Gesto precioso, que así completaba el homenaje y reconocimiento del valenciano al gran torero cómico. Hay que descubrirse con usted señor Navarro.

Detalle de "Chipu" a la viuda de Don Agustín Lavega Pérez "El Gran Sabadeta"
Foto: Pili

 

 
 SEGUNDO TORO
 
 Nº 51, negro salpicado gargantillo coletero
 


No iba a ser como el primero de la mañana, pero iba a ser también un toro de juego muy propicio. Hay que seguir incidiendo en lo que significa para los festejos populares, que se lidien toros de un hierro tan emblemático como Cebada Gago. Es dar un paso más hacia delante.

Comportamiento bravo también. En menor medida que el anterior, pero con más poder. Se arrancó pronto a los cites y se empleó. Propició que las suertes salieran prontas y transmitió. También un buen toro de Cebada, en otros parámetros diferentes a su hermano, pero muy válido para este tipo de festejos.

 
 
 Nº 4
 
 David Gascueña "Chato" de Morata de Tajuña (Madrid)
 


Vaya manera de arrancar del que fue ganador de este concurso en 2003. Se tiró de rodillas y le pegó un quiebro de quitar el hipo. Lo hizo muy bien y el toro pasó, con fuerza, pegadísimo. La plaza se lo reconoció con una ovación de lujo. Recortó con su estilo durante las demás intervenciones, a excepción del salto a pies juntos que hizo. Los recortes fueron buenos, ajustados y de buena factura. Con su buena actuación dio lustre a un festejo tan especial como este.


Impresionante de rodillas
Foto: Pili

Bueno por el derecho
Foto: Pili
 

Otro más
Foto: Pili

Salto a pies juntos
Foto: Pili

 
 
 Nº 5
 
 José Antonio Pérez "Josele" de Peñalver (Guadalajara)
 


Venía de repetir triunfo el día 12 en este coso. Ya conocido por la afición aragonesa que parece que le está cogiendo cariño. Es normal, las dos veces que ha venido a La Misericordia lo ha dado todo, en dos concursos ganados a ley. Y no se iba a quedar atrás en la cita, ni recortando con su personalidad, ni hasta llegando a hacer un guiño a un turolense.

Recortó muy bien por el izquierdo en esos terrenos que tiene tan cogidos, después de haber recibido a porta gayola al de Cebada. El toro puesto en el burladero del tendido cuatro y él entre el dos y el tres. Carrera arrancando desde las rayas hacia fuera, ventaja para el toro y embroques ajustados muy bien medidos. Ese es su sello. Y completó la actuación con el guiño mencionado. Hizo el quiebro pegado a las tablas, por el derecho, pero en el mismo lugar en el que en 2006, Javier Romero "Tavi" lo hizo y dejó asombrado al respetable. Bien "Josele", bien.


Ese es su estilo
Foto: Pili
 

 

 

El quiebro en tablas
Foto: Pili

 

Otro más como él sabe
Foto: Pili

 
 
 Nº 6
 
 David Cortés de Albalate del Arzobispo (Teruel)
 


El albalatino triunfador de 2009, en aquel concurso que un pavo de Cruz Madruga se lo llevó por delante en un quiebro de rodillas de espaldas, y después le rajó la camisa en otro quiebro, poniendo a la plaza en pie. Esa suerte es la que le dio la gloria para alcanzar el mayor éxito de su trayectoria.

No se le vio de rodillas en esta ocasión, pero sí que se le vio quebrar con solvencia. Aguantando mucho para marcar el engaño tarde y así que quedara más comprometida la suerte. Conforme el toro iba aprendiendo, ganaron en emoción los quiebros. No se amilanó el turolense y se los siguió dando. Hasta llegó a saltearlo con un recorte por el derecho. Sumando así también su granito de arena en la cita.

Saliendo del quiebro
Foto: Pili

 

El recorte
Foto: Pili

 

Ajustando
Foto: Pili
 


Como sucediera en el primero de la mañana, durante la actuación, salieron a la arena varios de los que esperaban su turno en las anillas. Don Manuel Cuenca y Don Fran Itarte interpretaron un par de suertes con estilo. Elegante el navarro en la ejecución.

Un par de suertes se llevó el toro de los veteranos también
Fotos: Pili

Y al acabar la ronda, aparecieron en la arena dos personas que tenían que haber estado en la cita, pero actuando. Uno por lesión y otro que no se vio para la cita, y por desgracia no se les pudo ver. Pero merecían la ovación del respetable. Esa mañana del 12 de Octubre de 2006, a ambos les marcó. A uno porque se fue con una fuerte cornada, que le iba a hacer quitarse de los concursos. Era una más que se sumaba a otras, los toros le habían dado muy duro siendo muy joven. El otro, con sus quiebros en tablas, que nadie ha conseguido hacer como él, sigue en el recuerdo con tan solo una actuación en esta plaza. Ambos duraron poco en los concursos, pero a los dos se les tiene en la memoria. Asier González "Chimo" de Tafalla (Navarra) y Javier Romero "Tavi" de Teruel.

Saliendo a saludar a sus compañeros Asier González "Chimo" y Javier Romero "Tavi"
Foto: Pili

 

 

ROSCADEROS

 
 
 
 Rivas, compuesta por Ernesto Tris, Óscar "Carrato y Mariano "Rajolas"
 
 

Nº 500
"Carinegra IV"

 
Cárdena oscura meana axiblanca
 


Si uno habla de roscaderos y de concursos, seguramente la cuadrilla más conocida de esta, la suerte taurina más aragonesa que hay, es la de Rivas. Pero además añadiendo, los de Rivas, los baturros. Así salieron en muchas ocasiones a esta arena, con la indumentaria típica aragonesa. Un roscaderista como la copa de un pino, es quien siempre ha capitaneado esta cuadrilla, Ernesto Tris, con más de veinte años saliendo en Zaragoza.
Pedía roscaderos un festejo así, estaba claro y qué mejor cuadrilla para representarlos, que esta.

El componente simbólico de la actuación era que se iban a medir a una hija de la vaca mítica en el mundo de los roscaderos, "Carinegra". Con ellos se retiró la Nº 327 de Ozcoz en 1999 y doce años después, iban a echarle el cesto a una hija. Los recortadores acompañaron a la cuadrilla estando pendientes en todo momento. Pero no hacía falta porque había mucha experiencia en el mimbre.

Se arrancó de largo la vaca y la aguantaron perfectamente. Buenas pegadas y aguantada perfectamente. Sin ningún momento de apuro, la res pegando por su sitio y ellos firmes. Arrancadas en largo y entradas preciosas para una exhibición. El señor Ruiz, estuvo perfecto cortando una arrancada que parecía demasiado comprometida, por cierto. Un buen número de entradas estuvieron con ella, y en terrenos comprometidos, más allá de las rayas de picadores.

Para acabar, en esta cuadrilla no podía ser de otra manera. Propiciaron al colada de la vaca y se tiraron a cogerla. A esta cuadrilla, que lo ha demostrado todo con un cesto, y en la cita que era de recordar viejos tiempos, se le permite. Era totalmente previsible que acabaran así su actuación. Y así fue.

Tras pasar la vaca a los corrales, salió a la arena Rafael Laita, con su gorra amarilla. También lo hizo la hija de José Jiménez Aragón, Jara, que era uno de los integrantes de la cuadrilla, tristemente desaparecido, y que con Ernesto Tris, ya participaron en la primera edición del concurso que se hizo en La Misericordia. Recibió el merecido detalle por parte de la organización, en reconocimiento a ese integrante de la cuadrilla de Rivas, la de los baturros.


La Nº 500 "Carinegra IV" de Hermanos Ozcoz
Foto: Pili

Bien aguantada
Foto: Pili

Sabiendo llevar el cesto
Foto: Pili

 

Empleándose
Foto: Miguel

 

Pudiendo con ella
Foto: Pili

Se tiraron a cogerla
Foto: Pili
 

Detalle que recogió la hija José Jiménez Aragón, con Rafael Laita y Ernesto Tris presentes
Foto: Pili
 

 
 

RECORTADORES

 


Y turno para la parte principal del espectáculo, los recortadores. Efectivamente, los de las anillas. Esa disciplina que todos los años celebra su Campeonato Nacional en esta feria y que está a punto de llegar a las treinta ediciones. Una disciplina en la que sí que hay auténticas leyendas, recortadores que están cosidos a cornadas y aguantaron muchas temporadas compitiendo en la disciplina más dura que hay. Iban a saltar a la arena quince recortadores que todos ellos están retirados. Algunos hacía más de diez años que no pisaban la arena de este coso. Otros no tanto. La mayoría de ellos, santo y seña de la historia de las anillas.

Cuatro son las parejas, que todo el mundo menciona como las mejores de la historia, en orden cronológico fueron: Don José Manuel Díaz "Vargas" y Don Jesús Guinduláin; Don Fernando González "Tano" y Don Mariano Ruiz; Don Eugenio Constanza y Don Pedro Marín; y Don Jesús Arruga y Don José Ángel Ortega "Tacheli". Esas con las que más merecían ser consideradas leyendas en la mañana. El físico no les permitió estar a algunos,  otros ya no se ven para algo así, los hubo que se quisieron borrar de la cita y por desgracia otro de los ocho, ya no está entre nosotros. Además de ellos, unos cuántos invitados iban a aparecer en la arena, recortadores que también merecían estar en el ruedo.

Antes de abrir fuego la primera pareja, se leyó un texto cargado de emotividad, de agradecimiento a la afición. Lo hizo Don José Ángel Ortega "Tacheli", en representación de los quince recortadores que iban a actuar a continuación.

Leyendo el texto por el micrófono
Foto: Pili

Nosotros los recortadores, los que llevamos tres décadas poniéndonos delante de las reses, en este símbolo de los festejos populares que es el coso de La Misericordia, queremos dar las gracias a toda la afición que siempre vino a llenar esta plaza.
A todos aquellos que alguna vez vinieron a presenciar un festejo. A todos aquellos que, como mínimo, sacaron una vez una entrada para vernos actuar. A los que nos aplaudieron  cuando lo merecíamos y a los que nos silbaron cuando no estuvimos a la altura. A los que vibraron cuando conseguíamos meter una anilla. A los que ovacionaron nuestras actuaciones.
Con el recuerdo a los que han sido historia viva de las anillas y ya no están entre nosotros: Mariano Ruiz Elipe, Ignacio Huerta Navarro, Jesús Fraguas, Joaquín Marcuello Fanlo y Félix Ozcoz Villarreal, entre otros.
Desde los ganadores en esta plaza, hasta los que solo participaron en alguna ocasión puntual, todos parte de lo que han sido los recortadores en este santuario de las anillas. Los triunfantes y victoriosos y los que en su arrojo regaron este albero con su sangre. Todos nosotros, los recortadores, con esta representación de la historia de las anillas, no podemos si no agradecer, de la mejor manera que sabemos que es recortando, la presencia de todos ustedes durante las tres décadas de las anillas en esta bendita plaza.
Va por quienes nos han hecho grandes y a la vez sentirnos grandes en esta arena y así poder decir con gran orgullo, que nosotros somos RECORTADORES. Va por todos ustedes.

 1ª PAREJA
   Don Carlos Idiazábal de Villafranca (Navarra)
   Don Javier Castillejo de Villafranca (Navarra)
    
INVITADO
  
   Don Fran Itarte de Pamplona (Navarra)
 

Nº 578

 
Negra, con el hierro de Hermanos Astolfi



Treinta y ocho años ambos. Su historia fue corta, pero fueron prueba de la capacidad de superación, para llegar a alcanzar la gloria. Evitaron en el año 98, con su triunfo en el Campeonato Nacional, que la pareja dominadora de aquel entonces, hubiera conseguido cinco títulos consecutivos. Inscribieron su nombre entre los más grandes de las anillas en aquel año.

Abrieron fuego en la parte de las anillas. Con la ilusión de dos chiquillos que empiezan se lanzaron a recortar sin acordarse de los años que llevan inactivos, trece Don Carlos y ocho Don Javier. Se acordaron de sus buenos tiempos, y hubo una gran complicidad en la arena. Las miradas y los gestos determinaban las acciones. Ánimos entre ambos y por parte del público. Público que se metió en seguida en la actuación dando calor. Se veía que no querían parar de recortar y si se resistían las anillas, era tan solo porque la vaca empezó humillando.

No pararon, incansables ambos. Fuelle de ambos y ganas de ir a por las anillas. Llegó la recompensa al final y ambos se pudieron dar el gustazo de meter anilla, tantos años después, en la arena de La Misericordia. En ese momento fue cuando llegó el turno del invitado de la pareja. Invitado que fue de los años ochenta en las anillas y muy conocido por su labor de pastor en los encierros de San Fermín.

Estuvo a gusto con la vaca, con grandes facultades. Alguna anilla se le cayó de la punta, pero agarró con solvencia el pitón de la res. También se le vio a gusto en la arena, que era de lo que se trataba.

Y así concluyó la actuación de la primera tripleta, con los tres visiblemente satisfechos por lo que habían hecho. Tres navarros que mezclaban dos generaciones de recortadores. Pero de concepto muy similar los tres. Bonito primer acto de las anillas.


La Nº 578 de Hermanos Ozcoz
Foto: Pili

En la cara Don Carlos
Foto: Pili

 

Don Javier con la mano en el pitón
Foto: Pili

Se acabaron acoplando bien
Foto: Pili
 

 

Bien puesto en la cara
Foto: Pili

   

El invitado también agarró pitón
Foto: Pili
 

   
 
 2ª PAREJA
   Don Manuel Cuenca de Alcalá de Ebro (Zaragoza)
   Don Miguel Morillas de Marcilla (Navarra)
    
INVITADO
  
   Don Cecilio Pérez de Carcastillo (Navarra)
 

Nº 695

 
Negra, con el hierro de Julio de la Puerta



Cuarenta y seis años el aragonés y cuarenta y nueve el navarro. Entrábamos ya en otra generación de recortadores, en la de los pioneros de las anillas. Los que comenzaron con este maravilloso mundo de los Concursos de Recortadores. El uno llegó a ser Campeón Nacional en esta plaza, y el otro tras comenzar muy joven, ser uno de los participantes del primer concurso de la historia en Arnedo, y recortar por toda la geografía española, veía hace una semana cómo debutaba en Zaragoza su hijo.

Sacó algo más de chispa la segunda de la mañana y eso les hizo no verlo claro al principio. Como nadie estaba para pasar un mal rato, no pasó absolutamente nada. Para desgastarla, salieron a la arena Mikel, el hijo de Miguel, y Don Mariano Ruiz. Con juventud, estaba claro que la vaca era fácil, y se la dejaron perfecta, tras buenas ruedas, para que retomaran la lidia los protagonistas.

Cuando volvieron a la arena, se soltaron y ambos pudieron recortar a la vaca. Más en corto y en terrenos cercanos a tablas, estuvieron cerca de meter la anilla. Tocaron pitón. Se quedó más en la cara el aragonés, que con recortes de mucho mérito arrancando desde las tablas, estuvo muy cerca de conseguir la anilla.

Don Cecilio, como invitado saltó al albero. Otro más de los que integraban las primeras parejas de los recortadores a principios de los años 80. Con sus cincuenta y qué más da, se lo pensó muy poco para recortar a la vaca. Con el fino estilo navarro, llegó a la cara de la vaca y al primer recorte, le metió la anilla. Qué grande. Retirado de los concursos desde el 92, y aunque haciendo direcciones de lidia aún en la actualidad, le pega el primer recorte en La Misericordia, diecinueve años después, y le mete la anilla.

Segunda actuación de las anillas, en la que siguió un nivel alto. De reconocimiento a los grandes recortadores de la historia. Reconocimiento que estaba tributando el público con el cariño y el ánimo que merecía la cita. Cuánta gente aficionada de años pasados, se volvió a ver en los tendidos. Qué bueno es eso.


La Nº 695 de Hermanos Ozcoz
Foto: Pili
 

Mikel salió a aplacar la vaca de su padre
Foto: Pili
 

Don Mariano en la cara
Foto: Pili
 

Compenetrados en la rueda
Foto: Pili
 

La mano encima del pitón
Foto: Pili
 

Anilla al primer recorte de Don Cecilio
Foto: Pili
 

Estuvo tremendo
Foto: Pili
 

 
 3ª PAREJA
   Don José Manuel Díaz "Vargas" de Pamplona (Navarra)
   Don Javier Ezquerro de Mendavia (Navarra)
    
INVITADO
  
   Don Antonio Gabari de Olite (Navarra)
 

Nº 392

 
Negra bragada meana, con el hierro de Julio de la Puerta



Don José Manuel Díaz "Vargas" fue el primer campeón de la historia de Zaragoza en las anillas junto a Don Jesús Guinduláin. Esa fue la primera pareja dominadora de la historia, llegando a ganarse el apelativo de "Los Lobos". Por dos veces más ganó en el Pilar. Sin duda alguna, uno de los históricos y más grandes recortadores. Iba a formar pareja, en esta emotiva mañana, con el que fuera su última pareja, y con quien se retiró en 1993. Dieciocho años después, el mendiavés, otro de los que ganó en todas las plazas posibles, a excepción de Zaragoza, que se le resistió toda su carrera, salvo en un concurso de San Jorge, volvía a ser su pareja.

La clase de Don José Manuel, la han tenido muy pocos. Fino como nadie, sigue teniendo unas facultades envidiables a sus también cincuenta y qué más da. Se lanzaron a recortar sin parar como dos adolescentes. Que esa es la edad a la que empezaron ambos. Un detalle de saber lidiar que dejó el pamplonés. Cita a la vaca en las rayas y le provoca la arrancada justa. Cuando la vaca se arranca le pega un paso para fuera que le quiebra la embestida y se le mete por dentro, para dejarla colocada a Don Javier. Si lo hacen muchos de los de ahora, van al aire. Qué temple y saber estar en la arena, y qué lección lidiatoria y de conocimientos de los terrenos. Esa rueda acabó con la anilla del de Mendavia. Y se queda para los que lo vieran en ese momento en el callejón, el guiño de humor de Ezquerro.

Se quedaron con temple en la cara, gustándose con la única pena de que no conseguían lo que les pedía el cuerpo, tener acierto con las anillas, muchas a poder ser. El festejo era de homenaje, y aunque no se fueran a contabilizar los aros, la competitividad de todos ellos, además de su orgullo, les hacían querer darlo todo. Hicieron sentir envidia, de conservar todavía el tipo de recortador, fino y ágil. Saltando la valla como si los años no hubieran pasado. Tan solo en sus cabelleras canosas se veía el paso de la edad. ¡Qué facultades!

Don Antonio Gabari saltó pronto a la arena. Y la actuación pasó a ser de tripleta. El de Olite es otro de los nombres míticos de las anillas. El más veterano que iba a salir en la mañana. Pero tampoco se notó el paso de los años en su físico apenas, por lo menos de frente para abajo. También rejuvenecido durante unos minutos que se convirtieron en mágicos.

El broche lo puso "Vargas", con un algo marca de la casa. En los medios citó y le pegó un quiebro en un palmo, quedándose clavado y con un estilo y finura que nadie ha podido llegar a igualar. Los brazos doblados y su giro de cintura clásico. Si no se lo pega, no se va contento. Como sus compañeros, disfrutaron e hicieron disfrutar.


La Nº 392 de Hermanos Ozcoz
Foto: Pili

Parado en la cara Don Javier
Foto: Pili

Anilla conseguida
Foto: Pili

 

Con mucha clase Don José Manuel
Foto: Pili

 

También parado en la cara
Foto: Pili

Cómo estuvieron
Foto: Pili
 

Don Antonio ganando la cara muy bien
Foto: Pili
 

 

No se quería ir sin la anilla
Foto: Pili
 

 

Pero no se fue sin un quiebro de los suyos
Foto: Pili
 

 
 4ª PAREJA
   Don Fernando González "El Tano" de Ejea de los Caballeros (Zaragoza)
   Don Mariano Ruiz de Alagón (Zaragoza)
    
INVITADO
  
   Don Juan Manuel Linares "Motoret" de Moncada (Valencia)
 

Nº 22

 
Negra, con el hierro de Hermanos Fraile Mazas



Aquí la carga emocional era altísima. A finales de los 80 se truncó una pareja que parecía llamada a hacer historia durante muchos años. Un accidente de tráfico en Septiembre de 1988 se llevó la vida de Don Mariano Ruiz Elipe. El recortador alagonés merecía estar en esta cita, porque fue leyenda de las anillas. Y lo estuvo. Menos de un año después de su fallecimiento, venía al mundo Don Mariano Ruiz Higueras, su sobrino. Nadie mejor que él podía homenajear a su tío y que, veinticuatro años después, se presentara por megafonía en La Misericordia a Don Fernando González "El Tano" y Don Mariano Ruiz. La idea salió de una cabeza "Tana".

Siempre ha dicho el de Ejea, que su mejor pareja fue el de Alagón. Siempre presente en su memoria. Lo vivido en los ruedos y en lo personal, nunca se borrará de su memoria. Todos esos recuerdos se agolpaban en la mañana. Esos recuerdos que empezarían a hacer erizarse los bellos ya al enfilar la calle Gómez Salvo, tanto a él, como a los más cercanos, en especial a sus dos chicas, camino del patio de cuadrillas de La Misericordia. El joven, está acostumbrado. Pero la leyenda veterana de la pareja, desde 1995, no pisaba esta arena, salvo para recoger un detalle en 2002. Al año siguiente puso fin a su carrera, siendo el de Ejea de los Caballeros en Septiembre su último concurso. Una carrera de lujo. Cinco Campeonatos Nacionales con cuatro parejas diferentes. Coger una foto suya recortando, era un canto a la plasticidad y a la clase en la cara de la vaca. Ganador en todas las plazas posibles y uno de los más grandes de la historia de las anillas.

Saltó la res a la arena y la lógica decía que mandara al joven por delante para que desgastara a la vaca. Pero la lógica, en gente de tanta raza, no se concibe muchas veces. Le importó poco y con casta se fue a recortar. No le supuso ningún esfuerzo iniciar la tanda, y le pegó uno sensacional, parándose en la cara. Don Mariano, supo asumir su papel a la perfección, estando de apoyo y en busca del lucimiento del compañero, siendo el suyo propio el justo e ideal. Porque claro, era de ley que tenía que caer alguna anilla alagonera para poder brindarla a su tío y varias fueron las que consiguieron. Y es que este chaval de veintitrés años, es grande. Sabe estar con una madurez impropia de su edad. Tuvo categoría en la arena para estar como tenía que estar, asumiendo el protagonismo que le correspondía.

Don Fernando había pegado dos muy buenos, los dos que ni podía pegar. Y nada tenía que ver la edad de alguien que se conserva fino como cuando salía. Ni tampoco, con tener su cuerpo cosido a cornadas, como medallas al valor. Tenía que ver con la lesión de menisco que arrastraba, que requería operación y la muscular, con un fuerte desgarro, en el campo probándose para la cita. Qué raza hay que tener, con todo demostrado como recortador, en un festejo que es un homenaje, para irse dos veces más, con la pierna arrastras a por la vaca. Y encima poder con ella y no llegar a ser alcanzado. Coloso, titán, grandioso. Se llevó una de las ovaciones de la mañana y el reconocimiento de todos los del mundillo. Muchos lamentamos no llevar sombrero, para habérnoslo podido quitar ante este pedazo de recortador.

Quedaba el invitado de la pareja. Don Juan Manuel Linares "Motoret", uno de los recortadores valencianos más conocidos, de los primeros que empezó a subir a participar en los concursos. Además fue la última pareja del ejeano. Era su pareja en aquella desagradable tarde, en la que una vaca hirió gravemente al cincovillés y le hizo quitarse de las anillas. Era muy emotivo que se reencontraran en una plaza, para borrar tan triste suceso la última vez que compartieron pareja. Del valenciano, se puede decir que ha sido uno de los principales baluartes de esa mentalidad de buscar el lucimiento del animal, por encima del suyo propio. Otra leyenda. Estuvo a gusto en el recorte, y hasta sacó a relucir esas carreras en línea recta que le caracterizaron, aunque fuera por un momento de apuro.

Se despidieron los tres con una ovación sincera de las de reconocimiento, respeto y admiración. A uno porque, como invitado, puso el toque valenciano que tenía que tener su sitio. Al joven, porque con lo joven que es, asombra su calidad taurina en todos los aspectos de saber estar y rindió homenaje a su tío con grandes honores. Está a muy buen recaudo el nombre de Don Mariano Ruiz en las anillas. Y Don Fernando González "El Tano", porque transmitió una garra y un orgullo que emocionó a los tendidos, por ver a un hombre, que con tal de demostrar que podía hacer lo que su pierna no le dejaba, no le importaba ser cogido. ¡Qué grande!


La Nº 22 de Hermanos Ozcoz
Foto: Pili

Ganando la cara
Foto: Pili

Don Mariano, tremendo
Foto: Pili

 

Genial delante de la vaca Don Fernando
Foto: Pili

 

Fue apurado con toda la raza del mundo
Foto: Pili

Grandísimo homenaje a su tío
Foto: Pili
 

Don Juan Manuel, bien puesto en la cara
Foto: Pili
 

Imanol, como siempre atentísimo
Foto: Pili
 

 
 5ª PAREJA
   Don Jesús Arruga de Cariñena (Zaragoza)
   Don José Ángel Ortega "Tacheli" de Alagón (Zaragoza)
    
INVITADO
  
   Don Gregorio García de Tauste (Zaragoza)
 

Nº 620

 
Negra bragada axiblanca, con el hierro de Hermanos Astolfi



Y, como no podía ser de otra manera, cerraba las anillas, la pareja más conocida de la historia y probablemente la mejor de todos los tiempos. Con la que más se ha identificado este público nunca. También la lógica decía, que por edad y por la cercanía en el tiempo de su retirada, iba a ser los que más en forma estuvieran.

El 17 de Octubre de 1999 fue su último concurso. Ya nunca más se les vería formando pareja, hasta 2010 en Alagón en "Una anilla por Haití". Desde el 92 al 99, su carrera estuvo plagada de éxitos. Subcampeonatos en Zaragoza en los años 93 y 94 y por fin la gloria en 1995, con una actuación que todavía se recuerda entre los aficionados a las anillas. Revalidarían título en las temporadas 96, 97 y 99. Cuatro Campeonatos Nacionales juntos, hasta que Don Jesús decidió retirarse como recortador, para dedicarse únicamente a ser subalterno. Hasta entonces, triunfos en todas las plazas y dominio aplastante en el final de los 90.

El de Cariñena, ha sido el recortador que más alto ha llegado nunca, porque ha sido el único que ha conseguido dar el paso al escalafón de luces con tanto éxito y vivir muy bien de esto. Pasó de ser de los mejores en las anillas, a ser también de los mejores poniendo las banderillas y dando la puntilla. Nadie más puede decir eso. Por su parte, el de Alagón, siguió en activo hasta 2008. Conseguía ahí la retirada perfecta, con su quinto título en Zaragoza, acompañado de Don Manuel Pérez. Otra pareja con la que impuso su ley durante cuatro temporadas.

Metidos en la máquina del tiempo, volvimos a doce años antes, con la misma indumentaria. Nada había cambiado. Ni que Don Jesús siga siendo una locomotora más de una década después. Ni que Don José Ángel tenga un talento innato para, al primer recorte, acertarle la anillas ya. A las primeras de cambio, todo ello se vio plasmado en la arena, ante el entusiasmo de los tendidos. Arruga - "Tacheli", volvían a estar en La Misericordia. Volvieron a cruzar las miradas cómplices, entendiéndose con solo un gesto.

Un no parar de recortar, con lucimiento y gran transmisión. El señor Ortega durmiendo en la cara y brindando anillas al respetable, y el señor Arruga como un auténtico toro, sobradísimo. Como no podía ser de otra manera, empezaron a llover las anillas. La plaza no paraba de aplaudir, porque estaban recordando aquellas actuaciones de poner los pelos de punta. En los medios con la vaca, haciendo a su antojo lo que quisieron, como quisieron y cuando quisieron. Apoteósico lo vivido.

En medio de la vorágine, apareció Don Gregorio García. Uno de los más veteranos y también historia viva de las anillas. El que iba por el izquierdo, sí ese, el taustano. Otro que se sobrepuso a sus problemas físicos. Por la izquierda iba a ser, no podía ser de otra manera. Y le pegó tres sensacionales. Con gusto, quedándose en la cara y queriendo meter la anilla. Qué lástima que esta gente envejezca, deberían tener las facultades intactas toda su vida, para que pudieran seguir disfrutando y causando admiración. Hasta se animó el cariñenense y coló una anilla por el izquierdo. Gozó como un enano celebrando las anillas, le estaban llenando de satisfacción. Se despidió con una anilla en el último recorte, dedicada a toda la plaza.

Los cimientos de La Misericordia temblaron una vez más con esta grandiosa pareja. Y con la compañía del zurdo que complementó de manera perfecta. Una pareja de recortadores en la máxima extensión de la palabra. Como se dijo por megafonía: ¡Gracias! ¡Gracias! ¡Gracias!


La Nº 620 de Hermanos Ozcoz
Foto: Pili

Pancarta en el tendido
Foto: Pili

Con los mismos polos que en 1999
Foto: Pili

Grandísima anilla al primero de Don José Ángel
Foto: Pili

Tras meter la anilla Don Jesús
Foto: Pili

 

Talento innato para estar con una vaca
Foto: Pili

Poderosísimo el señor Arruga
Foto: Pili

Lo bordaron
Foto: Pili
 

 

Sin palabras
Foto: Pili

Cumbres
Foto: Pili

Sobradísimo
Foto: Pili

El primero de Don Gregorio
Foto: Pili
 

 

Y se paró en la cara con la mano al pitón
Foto: Pili
 

 

La última anilla de Don Jesús, una genialidad
Foto: Pili
 

Tremendos los señores Arruga y Ortega con la compañía del señor García
Foto: Pili
 

 
 

EXHIBICIÓN DE SALTOS

 
 
 
 Monsieur Nicolas Vergonzeanne
 
 

Nº 51

 
Ensabanado capirote en jabonero
 


Tras la apoteósica actuación anterior, le tocaba cerrar plaza a quien es el mejor de la historia en su disciplina. Un saltador que está muy ligado a esta plaza. Fue el coso donde se dio a conocer en España en 2003. Desde entonces, ha puesto la plaza boca abajo cada vez que ha estado. El mejor saltador de todos los tiempos, cerraba el festejo en una de sus exhibiciones de saltos ante un precioso ejemplar de Don Fernando Pereira Palha. Monsieur Nicolas Vergonzeanne.

Lo recibió a porta gayola con un tirabuzón. Alternó saltos del ángel, con mortales y el salto landés que lo borda. El toro no fue cómodo para saltarlo porque se enteraba de lo que pasaba por encima. Se la jugó en un gran salto a pies juntos, provocando mucho la arrancada y girando de rodillas antes. Hubo mucho compromiso.

No faltaron las piruetas tras hacer un salto mortal, yendo hasta las tablas dando volteos. Algo que siempre ha encandilado al público. Hizo una cosa que no se había visto en esta plaza. Se subió al pilón de la puerta de corrales y comenzando la acción con un mortal hacia atrás, se fue hacia el toro, hizo un volteo durante la carrera y acabó con un salto del ángel perfecto.

Cerró con una tanda de tres saltos sin descanso, un tirabuzón, un salto del ángel y uno a pies juntos. Genial. Qué pedazo de saltador, por facultades y por conocimientos. Es un fuera de serie. Hay que ser un portento para realizar tantos saltos consecutivos, rozando la perfección o alcanzándola en todos ellos. Chapeau.


El precioso Nº 51 de Don Fernando Pereira Palha
Foto: Isabel Sauco
 

Tirabuzón a porta gayola
Foto: Pili

A pies juntos
Foto: Pili

Perfecto mortal
Foto: Pili

 

Preparando el salto landés
Foto: Pili

Así de sobrado anda
Foto: Pili

Subido en la puerta de corrales
Foto: Pili

Perfecto el salto del ángel
Foto: Pili
 

 

Tirabuzón otra vez
Foto: Miguel

A pies juntos el último de la tanda
Foto: Pili

Jugando con el toro
Foto: Pili


Antes de pasar a los corrales, le dio capa Imanol Sánchez. Y cómo embistió el vazqueño con una bravura añeja, de la que emociona. Metió la cara después de estar lidiado ya. Eso lo hacen los bravos de verdad. El de Pedrola se gustó con el capote y le pegó lances con clase.

Dos lances de Imanol ante el de Palha
Fotos: Pili

Y el de Palha, parecía no querer que se acabara el festejo, como a muchos nos sucedía. Se resistía a entrar a los corrales. Entonces apareció la figura del que es leyenda por ser todo terreno. El de Cheste, el que ya lo había bordado en el homenaje a "El Gran Sabadeta". Jugándosela con una garrocha pequeña con una bandera, aguantándolo mucho, lo metió asumiendo mucho riesgo. Grande el señor Navarro, grande.


ENTREGA DE DETALLES

Así de bonita fue la entrega de detalles, con unos relojes grabados
Fotos: Pili

 

Sergio Delgado, José María Navarro "Chipu", Pedro Imaz, David Cortés, David Gascueña "Chato" y José Antonio Pérez "Josele"
Fotos: Pili

La cuadrilla de Rivas
Fotos: Pili

Don Carlos Idiazábal, Don Javier Castillejo y Don Fran Itarte
Fotos: Pili

Don Miguel Morillas, Don Manuel Cuenca y Don Cecilio Pérez
Fotos: Pili

Don Javier Ezquerro, Don José Manuel Díaz "Vargas" y Don Antonio Gabari
Fotos: Pili

Don Fernando González "El Tano", Don Mariano Ruiz y Don Juan Manuel Linares "Motoret"
Fotos: Pili

Don Gregorio García, Don José Ángel Ortega "Tacheli" y Don Jesús Arruga
Foto: Pili

Monsieur Nicolas Vergonzeanne
Foto: Pili

Félix Ozcoz y Sergio Ozcoz
Foto: Pili

Y los propios recortadores, le prepararon a los tres socios de Toropasión, Carlos Bernabé, Germán Villar y Miguel Ángel Pérez, unos detalles en agradecimiento por preparar tan precioso evento
Foto: Pili

 


BALANCE DE LAS GANADERÍAS

CEBADA GAGO

 

Dos toros sensacionales para el espectáculo que se trataba. Además que un hierro con tanta historia, apareciera en La Misericordia, le dio brillo al festejo en la parte que le correspondía. Perfectos los astados gaditanos.

HERMANOS OZCOZ

 

Seis vacas que resultaron ideales para lo que se trataba. La de los roscaderos pegó como tenía que hacer para que se luciera la cuadrilla. Y las cinco de las anillas tuvieron un comportamiento perfecto para lo que se requería. Acertaron con las reses.

FERNANDO PEREIRA PALHA

Precioso de lámina el último animal de la feria. Su comportamiento fue bueno y aunque complicado para saltarlo, puso un punto de emoción que le vino ideal a la exhibición de saltos.

 


BALANCE DE LOS ACTUANTES

ENHORABUENA Y GRACIAS

POR UN FESTEJO QUE NO SE OLVIDARÁ

En la plaza acabó el festejo cerca de las dos de la tarde, pero continuó la jornada con una comida preparada por la empresa, en agradecimiento a todos los participantes en las anillas y los roscaderos. Precioso detalle, que sirvió para volver a unir, desde hacía mucho tiempo, a los grandes nombres que han dado gloria a los festejos populares. La manera perfecta de acabar lo vivido en la mañana. También para recordar la comida en "El Berrugón".

Los Morillas, Gabari, Fran y Cecilio. Castillejo y Gregorio.

"Motoret", Arruga, las chicas del "Tano". "Tacheli", Germán, Sergio Ozcoz,"El Tano", Carlos, Manolo, los Ezquerro, Miguel Ángel, Félix Ozcoz y al fondo, la "familia" de Toropasión

"Rajolas", "Carrato", Ernesto, Rafael, Idiazábal, Mariano, "Pericolo" y "Vargas"

Una comida inolvidable

Esta es la crónica de un festejo que siempre estará grabado en muchas memorias. Nunca se había hecho un festejo así, y será muy difícil que se repita a la misma escala. Un festejo que ha hecho felices a muchas personas que merecían su reconocimiento. Con mucho sentimiento y cariño se fue forjando desde hace más de un año. Desembocó en una mañana preciosa, para cerrar una feria de lujo. Una mañana, en la que no se puede pasar por alto la labor de la megafonía. En primer lugar, hay que mencionar a Andrés Santander, que tuvo que dejar el festejo a medias porque la voz se le quebró. Lo dio todo y por eso no pudo seguir, por sentirlo. Y cómo no, a Ángel Marín, que estuvo cumbre tanto en la preparación del festejo, siendo seguramente el que más trabajo ha costado nunca, como en el desarrollo del mismo. Le dio categoría a las palabras y estuvo sobrio, acertado y oportuno. Fue importante en la mañana, también brilló.

Esta crónica está escrita desde las emociones vividas en esa mañana. Sin apoyarse en una sola nota cogida en la libreta. Era un festejo para sentirlo y vivirlo, en vez de desmenuzarlo. Era de sensaciones. Como eso se quiere que sea entendido este escrito. Era fundamentalmente un reconocimiento. Homenaje por todo lo alto a los que se lo merecían. Todos los participantes de las anillas y roscaderos, a los que se les dio el protagonismo que merecían en el festejo, siendo la piedra angular, acabaron llenos de satisfacción. Así mismo sus allegados, a los que les cayó más de una lágrima recordando los tiempos en los que sufrían por ellos, cuando se la jugaban, también disfrutaron viendo el tributo que se rendía a las leyendas. Contando con que eso, era lo primordial, y con eso, el público vivió una mañana preciosa, no se puede pedir más.

Toropasión hizo el festejo más bonito de la historia de los festejos populares. Cuando pasen los años y se haga memoria, quienes estuvimos podremos decir: yo estuve ahí. Muchísimas gracias.

Víctor Manuel Giménez Remón

ÍNDICE  
Primera mañana de Vaquillas Concurso de Emboladores Regional
Segunda mañana de Vaquillas XXIX Campeonato Nacional de Recortadores
Tercera mañana de Vaquillas Desencajonamiento y XII Concurso de Emboladores
Cuarta mañana de Vaquillas XIII Concurso de Recorte Libre
Sexta mañana de Vaquillas XXVII Concurso de Roscaderos
Séptima mañana de Vaquillas Concurso de Recorte Libre con Toros Embolados
Octava mañana de Vaquillas Leyendas del Pilar
BALANCE DE LA FERIA  



    Página publicada en Zaragoza a 1 de Abril de 2006
    Responsable de la página: Víctor Manuel Giménez Remón
    Correo electrónico: festejos@festejospopulares.net